Adelgaza con el té rojo

té rojo

Hola a todos!

Como os comenté en una de mis entradas, las infusiones son un excelente sustituto de las bebidas con gas, zumos envasados, etc. Y de entre todas las infusiones, el té destaca por sus múltiples propiedades.

Hoy os voy a hablar del té rojo, ya que es uno de los que más nos pueden ayudar a la pérdida de peso.

  • ¿Por qué el té rojo nos ayuda a bajar de peso?

Se trata de una bebida con acción diurética (vamos, que nos ayuda a eliminar líquidos por la orina). Además estimula el metabolismo, ayudándonos a quemar grasa. Además es un té que nos ayuda con la digestión y es muy bueno para reducir el colesterol.

  • ¿Entonces si me tomo 3 litros de té rojo al día se me va a quedar un tipazo sin hacer nada más…?

Pues obviamente no. Como todo, el té rojo ayuda pero no hace milagros. Siempre debe ir acompañado de una dieta saludable y ejercicio.

  • ¿Y cuánto té rojo debo tomar al día?

Pues eso depende de la persona… hay que tener en cuenta que el té tiene teína (como la cafeína del café, vaya), por lo que si nos pasamos podemos ponernos nerviosos o pasar la noche entera contando borreguitos. Si nunca se ha tomado, yo recomendaría empezar por una taza diaria, y siempre lejos de la noche (un rato después de la comida es un muy buen momento, por ejemplo). Yo me tomo medio litro al día y lo combino con otro medio litro de té verde (pero de éste ya hablaremos otro día).

  • ¿El té rojo lo puede tomar cualquiera?

Bueno, pues como he dicho antes, el té rojo es alto en teína, así que si eres una persona nerviosa deberás controlar qué tal te sienta. No se recomienda en mujeres embarazadas, en niños ni en personas de edad avanzada. Y tampoco es bueno para personas con hipertensión o con problemas cardíacos. Si tomas café y quieres empezar con este té, yo te recomiendo que reduzcas tu dosis de café, pues igual tanto estímulo… te vas a poner como una moto. Además hay que tener en cuenta que el té dificulta la absorción del hierro. Por tanto se recomienda tomarlo mínimo media hora después de las comidas… y obviamente controla tus niveles de hierro haciéndote análisis anuales (esto deberías hacerlo tomes té o no).

  • No me gusta su sabor amargo… si le echo 3 kilos de azúcar sigue siendo efectivo para adelgazar, no?

Pues va a ser que no… Si no puedes con el sabor del té sin nada échale un poquito de edulcorante, pero no te pases… y poco a poco ve reduciendo la cantidad de edulcorante hasta que puedas tomarlo sin nada, que es la mejor forma. Yo siempre tomo el té frío (en verano esto es perfecto) y con limón.

Os animo a que probéis el té rojo. Es una bebida muy buena y junto con una buena alimentación y ejercicio, resulta de gran ayuda para bajar de peso.

Y vosotros… ¿ya estáis enganchados al té rojo como yo?

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *