Correcaminos Solidarios

correcaminos¡Hola a todos!

Hoy me vais a permitir que os hable de un tema que nada tiene que ver con la nutrición ni con el deporte, pero que me gustaría compartir con vosotros. Así que voy a aprovecharme de que tengo un blog, para difundir este tema todo lo que pueda.

El miércoles fui a una charla donde conocí a la ONG “Correcaminos Solidarios Tenerife”. Allí pude escuchar la historia de Lorenzo, una historia que realmente me llegó.

Lorenzo es el presidente de la asociación, que surgió como un grupo de corredores de montaña. En un viaje a Gambia con su familia, Lorenzo sintió la necesidad de crear una escuela para niños que la necesitaran. Sin tener mucha idea de por donde tirar, habló con sus compañeros de la asociación y, gracias al apoyo de todos ellos y al de las 800 personas que compraron sus camisetas, y al esfuerzo de Lorenzo, el sueño se hizo realidad, y hoy esa escuela está en pleno funcionamiento, en una pequeña aldea del interior de Gambia, Fass Chamen. Se trata de una escuela para niños y niñas de 4 a 7 años (sorprendentemente hay más niñas que niños), con dos aulas y tres maestros. Puede que no parezca gran cosa, pero para ellos es un mundo, y les permite acceder a algo tan importante para su desarrollo como es la educación.

¿Siguiente objetivo? Construir un pozo para poder tener agua en el colegio. Pero claro, todo esto conlleva un dinero que no siempre es fácil de conseguir.

Por ello, Correcaminos Solidario Tenerife nos da la oportunidad de colaborar con ellos apadrinando a un niño. Son nada más que 40 euros al año, que permitirán que estos niños puedan continuar con su educación. El objetivo de esto es que puedan conseguir una estabilidad económica, ya que es muy complicado poder emprender proyectos de futuro sin saber si en un par de meses dispondrás de financiación suficiente para pagar los sueldos, comprar material…

Está claro que no es la primera vez que alguien monta una escuela en algún lugar de África… sin embargo, quizás lo que más me llegó de esta historia es que Lorenzo es una persona normal. Un profesor que da clase en un colegio muy cercano a mi casa. Un padre de familia que simplemente quiso hacer un viaje con los suyos, y ese viaje le cambió la vida. Y además una persona con una humildad increíble, que después de todo lo que ha logrado, se sorprende de que alguien le admire y quiere escuchar su historia.

Por eso, mi pareja y yo hemos decidido apadrinar un niño. Según dicen, nos enviarán una foto del niño o niña (que por cierto, se puede elegir el sexo del niño a apadrinar, si así lo deseas), algún dibujo que el niño haga y nos irán informando cada año de su evolución. En realidad todo esto da igual, lo importante es ayudar (aunque no vamos a negar que hace ilusión ver la cara del niño al que estás ayudando). Incluso te dan la oportunidad de, si viajas a Gambia, visitar la escuela y conocer a los niños (esto ya sí que sería un sueño).

Bueno, no me enrollo más. La página web de la ONG es www.correcaminosolidarios.org y además también tienen Facebook (podéis buscarles como Correcaminos Solidarios Tenerife). Os invito a que les visitéis y si os animáis, a que apadrinéis un niño, que ahora que llega la navidad, vamos a gastarnos mucho dinero en cosas que no sirven para nada, y con solo 40 euros podemos darle a estos niños el mejor regalo.

Disculpadme aquellos que lógicamente entrastéis hoy a mi blog esperando una entrada sobre nutrición, pero me apetecía mucho hablaron de esto, que además, ser solidarios nunca está de más.

¡Hasta la próxima!

3 comentarios en “Correcaminos Solidarios

  1. Pipioca dijo:

    La charla fue inspiradora, como un país, una cultura puede cambiar a un padre normal y corriente hasta el punto de al regresar… tener decidido hacer algo por ellos. Sin duda alguna, un ejemplo a seguir. Personas así no sobran en el mundo :).

    Besos guapa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *