No te premies con comida… ¡no eres un perro!

no te premies con comida

 

¡Hola a todos!

¿A alguien le suena la frase del título? Yo la he oído unas cuantas veces por ahí, y tiene tanta razón…

Vale, a ver si alguien se siente identificado con esto… “hoy he hecho mucho ejercicio así que ahora me puedo comer un buen dulce bien agusto”, o… “hoy he tenido un mal día así que me voy a dar un gustazo”, o lo más común! “Sábado! Puedo comer lo que me dé la gana porque por fin es fin de semana! Además, me he portado bien toda la semana, así que me lo merezco…”. ¿Alguno reconoce estas frases? Yo sin duda sí. La mía es la de los fines de semana, esa no falla.

Hubo un tiempo en que los fines de semana controlaba bastante lo que comía. Pero poco a poco fui relajándome… y sí, entre semana, por norma general como estupendamente, pero cuando llega el fin de semana… como si no hubiera mañana, me zampo todo lo que pillo, porque claro, “durante la semana me he portado muy bien, ¡así que me lo merezco!”. Estos días de Semana Santa, por ejemplo, ha sido así. He comido más de la cuenta y me he sentido muy pesada, y todo, simplemente porque eran días festivos y “podía hacerlo”.

Que quede claro que no estoy diciendo que no podamos darnos un capricho de vez en cuando, claro que podemos, de hecho, debemos. Pero eso es muy distinto a volverse loco comiendo.

Así que hoy dejo constancia aquí de mi nuevo propósito (ya veremos si lo cumplo…). Mi intención a partir de ahora es no volverme loca los fines de semana y festivos comiendo. Eso no quiere decir que vaya a controlar todo lo que como, no. Si voy al cine pienso pedirme mis palomitas. Si salgo a comer o a cenar voy a pedir lo que me apetezca. Pero lo que voy a intentar es no pegarme todo el fin de semana comiendo. Porque recordad que comemos para vivir… ¡no vivimos para comer!

Junto con esto, voy a intentar tener un ocio más “sano”. ¿Qué quiero decir con esto? Normalmente, cuando salgo los fines de semana es a comer o cenar por ahí o al cine (con sus palomitas, claro). Ese ocio voy a seguir teniéndolo, pero también voy a intentar hacer más a menudo otras actividades también divertidas y mucho más saludables. Así que a partir de ahora, independientemente de si hago mis 5 días de ejercicio de lunes a viernes o no, voy a intentar, un día del fin de semana, realizar alguna actividad saludable: ir a dar un paseo, hacer una caminata, ir a patinar… en realidad esto ya lo hago, pero solo de vez en cuando. Voy a intentar hacerlo de manera más habitual.

La conclusión de esto no es que tenemos que estar todo el día obsesionados con la comida y con el ejercicio. El objetivo es tener una relación más saludable con la comida, no intentar utilizarla como recompensa. Y el otro objetivo es también llevar una vida más activa. ¡Ojo! No hacer más ejercicio en el gimnasio y demás, que de ese ya hago creo que suficiente. Sino simplemente moverme más, que mi ocio no sea siempre estar sentada y comer.

¿Y por qué os cuento esto? Por un lado, porque si lo publico seguro que me esfuerzo más por cumplirlo jajaja. Y segundo, porque sé que no soy la única a la que le pasa, así que os animo a que lo intentéis conmigo.

En definitiva, y como he dicho en el título de esta entrada, no te premies con comida, ¡no eres un perro!

¿A quiénes de vosotros le pasa esto también? ¿Alguno más se premia con comida? ¿Coméis los fines de semana la comida equivalente a toda la semana? (estoy exagerando, sí, pero me entendéis, ¿no?).

Pues os animo a que intentéis aprender a llevar una relación más saludable con la comida y con la actividad física.

¡Recuerda! No te premies con comida… ¡no eres un perro!

¡Hasta la próxima!

6 comentarios en “No te premies con comida… ¡no eres un perro!

  1. Aleinad - Alis Volat Propriis dijo:

    Tenes tanta razón!!! Es muy típico, me pasa como a vos, me cuide toda la semana y durante el finde, chau! Ahora no tanto por suerte porque los sábados voy a caminar con una amiga así que me predispone para seguir cuidándome todo el finde; los gustos no son un premio, son un gusto porque la vida es corta 😛
    Besotes!!!

    • venycuidate dijo:

      Qué bueno! A ver si yo también consigo cuidarme los fines de semana al ir a andar. Pero es verdad, también hay que darse algún gusto, que la vida es corta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *